España supera a Venezuela y se convierte en el país con más demandas judiciales por inversores extranjeros del mundo

Energía solar-fotovoltaica | Publicado por el .

España supera a Venezuela y se convierte en el país con más demandas judiciales por inversores extranjeros del mundoEra cuestión de tiempo. El hachazo a las renovables ha conseguido llevar a la Marca España al peor lugar posible: ser el país con más demandas de arbitraje por inversores extranjeros del mundo. La demanda presentada este martes ante el Ciadi por parte de un grupo de bancos alemanes es la número 27 en contra del Reino de España. 23 de ellas en el Ciadi, el Centro Internacional de Arreglo de Disputas de Inversiones perteneciente al Banco Mundial. Tres más se encuentran en el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo y la primera de todas ellas fue ante la Uncitral, la comisión de la Organización Mundial de Comercio.
Supera ya a Venezuela, que hasta ahora era el país con más demandas con sus 26 arbitrajes, todos ellos en el Ciadi. La gran diferencia entre España y Venezuela es la causa de estos arbitrajes. En el caso español, todas las demandas internacionales se han interpuesto en los cuatro últimos años (la mayoría en 2014 y 2015), y todas por violación de la Carta de la Energía, al no proteger las inversiones efectuadas por agentes extranjeros en el sector de las renovables. Mientras que en Venezuela son de distintos sectores, petrolero, eléctrico, minero, financiero, etc.
El hachazo a las instalaciones fotovoltaicas, termosolares y eólicas ha llevado a España a ser eso que tanto se criticaba desde el Gobierno cuando otros países confiscaban empresas españolas. Solo cabe recordar el caso de Repsol con YPF en Argentina, que finalmente se llegó a un acuerdo, o los casos de las filiales eléctricas de Iberdrola y Red Eléctrica en Bolivia, por poner unos ejemplos.
El hecho de que los inversores extranjeros acaben por interponer demandas judiciales deja a España en muy mal lugar porque lo señalan como el país con menor seguridad jurídica del planeta. Sobre todo en materia energética.

Para leer la noticia completa pulsa aquí